domingo, 19 de junio de 2011

JUDIT FREIXA, PROFESORA DE TERMINOLOGÍA Y NEOLOGÍA DE LA POMPEU FABRA DE BARCELONA
«Los neologismos son necesarios, no así los préstamos»
Y. ILUNDAIN/SAN MILLÁN

Judit Freixa, ayer, en el claustro de San Millán. / M. H.
A la profesora de Terminología y Neología de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y coordinadora del Observatorio de Neología, Judit Freixa. la aparición de nuevas palabras le parece un síntoma de vitalidad lingüística, aunque alerta del riesgo de empobrecimiento que puede suponer el uso excesivo de préstamos de otras lenguas.
-¿Realmente los medios de comunicación empleamos mal el español e inventamos muchas palabras?
-En España se están creando muchas palabras nuevas, algunas tomadas de otras lenguas, otras de palabras ya existentes a las que se da otro significado y la mayoría, empleando las reglas de siempre. No es que exista corrección absoluta, pero sí hay corrección y se demuestra una gran vitalidad léxica.
-La gran cantidad de neologismos que se usan, ¿están justificados o son innecesarios?
-Los neologismos son necesarios en líneas generales y lo que no son necesarios son los préstamos de otras lenguas porque nuestra lengua tiene mecanismos para denominar las nuevas realidades por sí misma. Sin embargo, aunque innecesarios, los préstamos son un recurso normal y legítimo siempre que se haga de él un uso moderado. Yo creo que no se está haciendo un uso excesivo de préstamos, al menos en la lengua escrita.
-¿Son los sectores de las nuevas tecnologías y la publicidad los que están generando un mayor número de nuevos términos?
-En préstamos de otras lenguas, desde luego que sí. También el deporte y los lenguajes de especialidad. Las instituciones deben dar pautas, utilizando mecanismos propios del idioma, sobre cómo deben expresarse en los lenguajes científico y técnico.
-¿Qué papel juega el Instituto de Neología para que la lengua que hablamos y escribimos sea empleada de forma más correcta?
-Nuestro papel es de observación, pero, como nuestro material se ofrece a las instituciones que deben vigilar la lengua, indirectamente también estamos trabajando en ese sentido. No obstante, como lingüistas lo que hacemos es estudiar, analizar, pero no juzgar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada