domingo, 19 de junio de 2011


Centro “KUYA-WASI” Ayahuasca: La Solución para todo tipo de Adicciones
Saturday, April 18, 2009, 19:30
Por: Jorge Stein Montes kuyawasi@hotmail.com
La ayahuasca es una de las tres plantas sagradas reconocidas en nuestra cultura peruana, es una planta con propiedades psicoactivas, hay quienes la consideran una droga, y quienes la consideran un alucinógeno; científicos cristianos concuerdan que es muy peyorativo el uso de ambos términos y la han bautizado con el neologismo de “enteogeno”; del griego “theos” (Dios), el prefijo “en” (dentro) y el sufijo “gen” (que despierta). Uniendo todas estas palabras llegamos al significado de “lo que genera Dios dentro de mí”.
Esta planta crece en toda la Hoya Amazónica, con la que hace miles de años se vienen realizando curaciones de mente, cuerpo y espíritu, venciendo los obstáculos del subconsciente, actuando para sorpresa de la ciencia moderna como una terapia psicoanalítica muy superior a la de Sigmund Freud, reconocida por los científicos contemporáneos.
El ayahuasca es cocinada con otro vegetal llamada chacruna, que es otra planta con poderes psicoactivos, que juntas gratifican todos los sistemas del cuerpo, cerebro y espíritu.
La ingesta de ayahuasca nos posibilita y determina una gran lucidez mental cuando estamos en un proceso de alterado de conciencia, podemos tener un recuerdo completamente vívido con color y sonido, de los que fueron nuestros nudos de consciencia en algún momento de nuestra vida, que después pasaron al campo de la inconsciencia y allí se escondieron y archivaron, dando origen a los grandes males, alegrías o tristezas.
La ingesta de ayahuasca permite a las personas un análisis muy profundo y lógico de lo que fue su vida, de lo que debió ser su vida, de lo que es su vida y de lo que debe ser su vida.
La toma de ayahuasca es un mundo de objetivos formidables, positivos y de afianzamiento, nos da la sensibilidad necesaria para percibir la vida.
En caso de percibir que un paciente esté muy negativizado, le sanamos no solo desde el punto de vista físico, a través del vómito si no también espiritual para que llegue a sentir un profundo dolor por sus actos negativos cometidos, asuma su perdón y arribe a su voluntaria redención.
No se trata de arrepentirse ante nada ni ante nadie, se trata de arrepentirse ante nuestra propia conciencia, a la cual no podemos engañar. Nos invita a hincarnos de rodillas y arrepentirnos profundamente para no volver a caer en los mismos errores. La propiedad fundamental que produce el ayahuasca es la de despertar nuestra propia conciencia (es un expansor de la conciencia y del intelecto) que pone en actividad algunas funciones cerebrales, cotidianamente inactivas o neutralizadas.
Es un purgante para el cuerpo y el alma, pues se realiza una profunda limpieza orgánica, psicológica y espiritual, produce efectos rehabilitadores reales, diversos malestares orgánicos han sido tratados con ayahuasca tales como ciertos tipos de cáncer en su etapa inicial, mal de Parkinson, endiometrosis y aún nos sigue admirando con la variedad de problemas físicos que resuelve.
Permite rehabilitar a personas con problemas de alcoholismo, drogadicción o sujetos con carácter compulsivo, es un excelente remedio para curar dependencias inclusive ludopatía, hasta desviaciones sexuales.
Por su reveladora capacidad de cohesionar la conciencia, despierta con el mundo subconsciente, re-encausa el sentido de la vida existencial que el enfermo o toxicómano ha perdido.
Nos permite realizar la autocrítica de mayor calidad de nuestra existencia, es la autoevaluación más completa y sincera que el ser humano pueda realizarse, es visualizar detalladamente nuestra vida para que a partir de este reconocimiento busquemos soluciones pertinentes a nuestras dificultades latentes, es dirigir nuestra atenta mirada hacia nosotros mismos.
Se logra transitar por un camino de apertura espiritual y de auto-descubrimiento de nuestra esencia, es el verdadero reconocimiento de nuestra alma, y por ende reconciliación con la totalidad. Aprendemos a manejar de una manera más sincera y efectiva nuestras emociones y sentimientos.
Es un recorrido profundo a través de nuestra evolución psíquica, revisando cada etapa de nuestra vida para una mejor auto-comprensión. Es un verdadero y real volver a vivir algunos pasajes de nuestra vida para superar conflictos. Téngase en cuenta que esta retrospección es la base necesaria para mirar nuestro porvenir. Una mirada clara y completa hacia el pasado, permite proyectarse sólidamente hacia el futuro.
Este proceso regresivo desbloquea traumas, miedos, fobias; bloqueos emocionales implantados en nuestro sub-consciente durante nuestra infancia e incluso desde nuestra vida intrauterina.
El subconsciente es lo oculto de nuestro ser, es la memoria de todas nuestras experiencias que nuestro consciente no recuerda. el subconsciente es donde se instauran los traumas, los miedos y los recuerdos que de forma inconsciente nos afectan sin saber de dónde salen, la capacidad que tiene el ayahuasca de abrir el subconsciente la convierte en una substancia de gran potencial en auto-psicoterapias.
El ingerir ayahuasca no produce en absoluto ningún tipo de adicción, nuestro centro “KUYA-WASI”, viene trabajando de forma silenciosa desde hace tres años, habiendo alcanzado un altísimo porcentaje de personas rehabilitadas (75%) siendo el porcentaje de los centros de rehabilitación que conocemos en nuestro país según las estadísticas sacadas de Internet de tan solo 2 %. La sesión de ayahuasca dura entre 4 a 5 horas es una experiencia maravillosa que quedará registrada dentro de los recuerdos más bonitos de la persona que lo vive, es una ceremonia de amor, de principio a fin.
El tratamiento no necesita internamiento y dura 45 días 2 cesiones por semana.

1 comentario:

  1. Quisiera contactar con ustedes, por favor contestar este email o darme un numero telefonico

    ResponderEliminar